CUANDO LA CUIDADORA SE CUIDA

1… el linaje de mujeres luchadoras y sufridoras descansa

2… enseña a las mujeres futuras un significado más amplio del cuidado

3… las mujeres conectamos con al placer y el permiso de ser

4… toma consciencia de su cuerpo y de sus necesidades

5… cuidará mejor y no se desgastará

6… muestra a los demás la importancia del autocuidado

7… se valora y valora su tiempo de dedicación

8… se honra y fertiliza la tierra

9… acoge a su niña, fortalece su ser mujer y prepara a su anciana sabia

10… siente que todo está bien y focaliza su visión

Inicio así un decálogo de la cuidadora que sale de muy hondo, una cuidadora que entendió que “tenía” que cuidar de los demás y que sus necesidades no tenían espacio, no había tiempo, todo era demasiado rápido para percibir y discernir que quizás para todos, había un lugar.

Cuando intentamos compensar nuestra falta de cuidado en nosotxs mismxs sentimos que dando recibimos, creemos que no necesitamos nada, solamente que la otra persona nos necesite… casi nada ¿verdad? Aquí hay una compensación hasta que deja de serlo… nos agotamos, sentimos que nos falta energía, nos sentimos culpables cuando no damos y rechazados cuando alguien no nos necesita. Una confusión de intereses y un desbordamiento emocional que nos hace vernos como las personas buenas pobrecitas y a los demás cómo a las personas egoístas y aprovechadas.

Tanto hombres y mujeres compensamos esa falta de autocuidado con el cuidado “desinteresado y altruista” (una mentira muy maquillada detrás de una máscara social que se aplaude) hacia los demás, damos fuera lo que dentro no nos sabemos dar. Pero justo ahí está la clave. Lo de fuera nos hará el espejo que queramos ver para cambiar la dirección de nuestros actos. Unas preguntas que nos pueden ayudar a redireccionarnos:

¿Cuánto dedico a mi cuidado personal, salud, higiene, aspecto, imagen…?

¿Cómo tengo mi casa?

¿Cómo me alimento?

¿Cuánto tiempo me dedico al día para hacer lo que me gusta?

¿Cómo me relaciono en mi soledad?

¿Me es fácil decir que no? Y cuando llega el momento de decir ese no ¿cuánta carga emocional lleva ese no?

Cuándo le he dicho que sí a alguien y al rato me arrepiento o no me apetece ¿cómo reacciono, como me siento?

Seguro que al leer estas palabras tu cuerpo ha reaccionado, a suspirado, se ha contraído, se ha agobiado o simplemente se ha puesto en la situación familiar que reconozca.

Aunque cada vez hay más hombres que se hacen cargo de los cuidados familiares bien es cierto que las mujeres aun se llevan mayor porcentaje. Una educación y doble moral se encargan de que así siga siendo, ya que existe la creencia de que la mujer por ser mujer cuida mejor que el hombre, creando así un doble sentido: la “obligatoriedad” de cuidar y la “culpa” cuando no cuidamos o mal cuidamos. ¡Menuda digestión! Ya sea en el cuidado de hijos e hijas, ya sea en el cuidado de las personas mayores de la familia, ya sea en el cuidado de la pareja…

Por eso, suele pasar, y dependiendo de cada persona por supuesto, que cuando una mujer se separa, o los hijos e hijas emprenden su vuelo, o un familiar al que ha cuidado durante tiempo fallece… se encuentran con un gran vacío, con un gran “y ahora qué” … y un nuevo diálogo comienza:

… me miro al espejo y no sé quién eres

… ¿qué necesitas y porqué me miras así?

… temía que llegara este momento, pero te tengo delante y ya no puedo mirar a otro lado

… veo tus ropas, tus ojos cansados, tu pelo alborotado…

… ¿qué vas a hacer ahora?

… no lo se

… te invito a que me mires, a que miremos juntas, con amor y permiso

… pero siento vacío, tengo miedo

… démosle la bienvenida para un nuevo comienzo, un nuevo amanecer…

Ahó!

Anuncios

Aporta lo que quieras

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s